Finca Biniagual Mantonegro 2014, entre la sorpresa y el deseo

Noticias: 

Las sorpresas, casi por definición, llegan cuando menos se esperan, de lugares insospechados y en formas caprichosas. La de Finca Biniagual Mantonegro 2014, además de sorpresa, llega como una manifestación de la naturaleza, de la autenticidad, del poder de la uva que nace en su tierra, de la fuerza mediterránea de los vinos de Mallorca y de la esencia de Binissalem.

 

Sorpresa y deseo se funden en un mismo acto de decubrimiento de la variedad mantonegro que alumbra un tinto sincero, capaz de entrar por todos los sentidos. Un vino esencial en su artesanía y exquisito en su resultado. Sencillez, finura y frescura, elegancia a raudales, tajante en todas sus expresiones. Si hay que gozar, se goza con todas las consecuencias.

 

Tinto de tonos ligeros que, a cambio, concentran un repertorio de aromas herbáceos, de frutas rojas maduras y especias, aperitivo para una boca a esas alturas ya ávida de saborear el juego de equilibrios entre una entrada dulce y un paso firme de justa acidez, el fondo licoroso, el sabroso y fresco recorrido que deriva en un final intenso y largo.

 

Este original vino elaborado por la Bodega Biniagual  ha sido el fruto de la colaboración de los enólogos José Luis Seguí e Isaías Curiel con sus compañeros de Ánima Negra Miquel Ángel Cerdá y Pere Obrador, todos ellos defensores del paisaje, el suelo y las variedades autóctonas mallorquinas. Elaborado íntegramente con uvas procedentes de las viñas que rodean la bodega y la aldea de Biniagual, en el corazón del Binissalem, este Mantonegro 2014 tiene una crianza de siete meses y todo el buen hacer de sus creadores. Su precio recomendado ronda los 21 euros.

Categoria: